¿Se despiertan más los bebés amamantados?

Hoy, haciendo alusión a la semana internacional de la lactancia materna que fue la semana pasada quiero hablaros sobre la relación de ésta con el sueño infantil.


Una cosa ha quedado clara desde diversos campos de la investigación y es que los despertares nocturnos de los bebes para alimentarse tienen un papel importante a la hora de establecer y mantener la lactancia materna.


Partiendo de la base de que la composición de la leche materna es diferente a la artificial ya podemos respondernos a algunas preguntas comunes entre madres y padres:


¿Se despiertan más los bebés amamantados?


La leche materna esta diseñada para ser consumida con mucha frecuencia ya que es pobre en grasas (última parte de la toma) y rica en lactosa que se digiere con facilidad. Por lo tanto un bebe amamantado que sabemos además que tiene un estomago diminuto tendrá la necesidad de alimentarse cada poco rato las 24h del día y por lo tanto reclamará mantenerse cerca de la madre casi continuamente.


El hábitat del bebe recién nacido es el cuerpo de su madre ya no solo para alimentarse sino también para regular su temperatura, crear un vinculo emocional de apego con la madre (contacto=oxitocina) y asegurar su supervivencia.



¿Se despiertan más los bebés amamantados? #duermefeliz


También sabemos que los bebés amamantados duermen con sus padres con mucha más frecuencia que los bebés que toman biberón y en consecuencia éstos (amamantados) duermen mucho más en sueño REM (Activo) lo que favorece que el bebé despierte más para mamar y gracias a éstas tomas logramos establecer y mantener una adecuada producción de leche ya que la producción de leche está completamente ligada a la demanda del bebe y la producción de prolactina segregada por la madre mientras el bebé mama que curiosamente se ve aumentada precisamente por la noche. Es por ello que son especialmente importantes las tomas nocturnas para el buen funcionamiento de la lactancia.

Además gracias a ésta misma hormona, la prolactina, que sabemos causa un efecto somnífero en la madre le servirá a ésta a relajarse y conciliar el sueño.


Por lo tanto sí, puede ser cierto que un bebe amamantado suela despertar más por la noche que un bebe que es alimentado con leche artificial, pero...


¿Duermen peor madre e hijo?


Engler demostró que los bebés amamantados, a pesar de despertar más veces no estaban más tiempo despiertos y además tenían menos episodios de llanto y cólicos.

Todo ello gracias a la melatonina (hormona del sueño) que contiene la leche materna la cual sabemos aumenta su concentración precisamente por la noche.

Esto nos indica que además de favorecer el sueño por la noche la leche materna también puede tener mucho que ver con el establecimiento del reloj biológico del bebe ayudando a crear un ritmo circadiano.

También sabemos que la leche materna contiene L-Triptófano (un aminoácido precursor del sueño en el bebe) que al igual que la melatonina aumenta sus niveles al anochecer.


Todo parece apuntar por lo tanto que la lactancia no es un factor que contribuya a la falta de sueño de madre e hijo sino más bien todo lo contrario.


En numerosos estudios se ha demostrado que las madres que amamantan pasan quizás más tiempo despiertas pero el tiempo total de sueño es el mismo. En un estudio publicado por Dorheim concluyeron que no había diferencias en cuanto a la calidad de sueño entre madres que amamantan y madres que dan biberón y más si éstas colechaban con sus bebés.


Conclusión:


Todo ello nos hace pensar que la biología y la naturaleza de madre e hijo están diseñados para dormir en estrecho contacto, con sus múltiples despertares asegurando así una lactancia, alimentación y supervivencia seguras.


Lo que luego queramos hacer nosotros ya solo es decisión nuestra, pero la naturaleza lo tiene claro.



Bibliografía: dulces sueños (María Berrozpe).



Colecho y lactancia #duermefeliz


CONTACTO
Horario: de 9h a 17h en días laborables (de Lunes a Viernes)
LEGAL
FAQs
  • Icono social de Google
  • Icono social Instagram
  • Facebook Social Icon