CONTACTO
Horario: de 9h a 17h en días laborables (de Lunes a Viernes)
LEGAL
FAQs
  • Icono social de Google
  • Icono social Instagram
  • Facebook Social Icon

La pausa y el sueño del bebe

Todos los bebes y adultos pasamos por fases de subconsciencia durante el sueño llamados micro despertares. La gran diferencia entre adultos y niños es que nosotros, como adultos, hemos aprendido a gestionar dichos saltos de fase sin despertar por completo. Nos damos la vuelta, cambiamos la postura, nos tapamos o destapamos y seguimos durmiendo sin darnos ni cuenta. Nuestros bebés, en cambio, aun no son expertos en ello, ni lo serán hasta pasado un tiempo. Pero ellos empiezan a practicar desde el primer día de una forma totalmente natural.


Nuestra principal misión como padres desde el primer día será simplemente darles la oportunidad de que practiquen. Simplemente.

Y os aseguro que éste es uno de los mejores consejos que puedo daros para el futuro desarrollo del sueño de vuestro bebe. Pero, como podréis imaginar, no es sencillo:


Bases de: La pausa y el sueño del bebe:


Observar:

Nuestra principal faena es conocer a nuestro chiquitín pero para conocerle deberemos poner dosis y dosis de observación.

Para dicha observación es necesario parar, escuchar, mirar, prestar atención a los movimientos, los sonidos… y para ello es necesario no tener prisa, ser pacientes y dedicar rato y presencia, dedicar una pausa. Nada sencillo en una sociedad de prisas y falta de tiempo, lo sé.


También puede resultar de ayuda hacer reconstrucciones de los hechos: pensar en las últimas tomas, o en el último minuto de sueño…podemos tocar su nuca (frio o calor)...

Puede que con todo y eso no saquemos una buena conclusión pero poco a poco y a base de insistir estoy segura de que sabremos interpretar sus llantos y sabremos descifrar sus necesidades y atender en base a éstas.

Si tiene hambre; pecho, si tiene sueño; dormir, si tiene calor; quitar ropa, si esta sobre excitado; le apartamos de la escena unos minutos etc etc etc.


La pausa y el sueño del bebe


Observar durante la noche:


Los bebés se despiertan por varios motivos:

  • Hambre.

  • Contacto.

  • Necesidad física (frio, calor, incomodidad, dolor...)

  • Microdespertar.

Aquí vuelve a ser necesaria la observación y atender cada despertar del modo en que tu bebe necesita. Nada sencillo cuando encima estás medio KO. Pero vale la pena a largo plazo haberlo intentado. Si se despierta por hambre daremos de comer, si se despierta por calor procuraremos destaparle y mejorar su comodidad etc... No podemos evitar que un bebe se despierte por éstos motivos.


Pero los microdespertares son distintos.

Los microdespertares son fases de semiconciencia que tanto adultos como niños pasamos durante la noche. Como adultos hemos aprendido a controlarlos y sabemos redormirnos de forma autónoma y los bebés en cambio son inmaduros y muchos de esos microdespertares se convierten en despertar por completo por no saber gestionarlos. Pero desde el minuto uno éste bebe quiere aprender a controlarlos y para ello solo necesita tiempo para practicar.


Nosotros como padres simplemente debemos impedir que dicho aprendizaje se vea interrumpido.


Los bebés muchas veces hacen sonidos, se cantan o se mueven con insistencia durante la noche y no significa que necesiten de nuestra ayuda, muchas veces ni siquiera significa que estén despiertos. Éstos sonidos y gorgojeos no nos están indicando que nuestro bebe esté despierto, e incluso es posible que esté en medio de un microdespertar y se encuentre practicando.

Unos pocos segundos bastarán para determinar si nuestro bebé necesita de nuestra ayuda o sencillamente necesita unos segunditos para acabar de relajarse y volver a entrar en la fase de sueño sin más.


Conclusión:


"No hagas por el niño lo que puede hacer solo."

Que tu bebe haga ruidos, movimientos extraños o gorgojeos no significa necesariamente que te necesite. Puede que poniéndole la mano encima, o cantándole en susurro baste para ayudarle a pasar la transición.

También existe el llamado llanto mantra. Es un llanto agudo y corto y suele darse justo instantes antes de quedar completamente dormidos. Dos segundos bastarán para determinar si se trata de este llanto o no. Observad.


No se trata de quedarnos un cuarto de hora esperando oír el llanto desconsolado de nuestro chiquitín, se trata de quedarnos cerca, permanecer al lado, unos segundos, y a la espera de cualquier cambio en el sonido y necesidad de nuestro bebe que sí requiera de nuestra atención real para entonces acudir. Cogerle, relajarle, darle el pecho o taparle si tiene frio.


Unos segundos serán suficientes para determinar si tu bebé necesita de tu intervención y ayuda o no. Pero darle la oportunidad de que como mínimo lo intente puede suponer una gran diferencia a largo plazo.